24 Promus

La información corresponde a la temporada estival y fue entregada por el Laboratorio PROMMRA por medio de la plataforma web  Monitoreo y Uso de Suelos Agrícolas, http://promus.prommra.cl.  El segundo grupo de cultivo de mayor extensión en esta zona del país corresponde a frutales Caducos.

Varios son los productos que ha estado elaborando el Laboratorio PROMMRA de la Universidad de La Serena como medidas de apoyo a la comunidad para la toma de decisiones, particularmente en momentos de incertidumbre debido a las consecuencias provocadas por la extensa sequía que ha afectado a la región de Coquimbo.

Es bajo este marco que el laboratorio, dependiente del Departamento de Agronomía de dicha casa de estudios, ha desarrollado la plataforma web de Monitoreo de uso de suelos agrícolas (disponible en http://promus.prommra.cl), en la cual se encuentra un análisis sobre la dinámica del uso de suelos agrícolas de esta zona del país, información que a juicio de uno de los directores de PROMMRA, el Ingeniero Agrónomo Dr. Héctor Reyes, es un pilar fundamental para anticiparse a los efectos directos de sequías, heladas, temporales, entre otros fenómenos. “Poder mirar la evolución de un fenómeno en el tiempo, en este caso por ejemplo el uso del suelo, sin duda que ayuda a una mejor comprensión de la situación actual y asimismo aporta datos valiosos para proyectar. Eso es lo que lo tenemos en esta plataforma, una mirada a la historia y una mirada a la situación actual del uso del suelo en la región”.

24 PaltosEs por eso que bajo una metodología de clasificación de uso de suelos, implementada por el equipo de PROMMRA, se ha identificado la cobertura y dinámica de uso de suelo agrícola a partir de la temporada agrícola 2000/2001. En este sentido, la última actualización correspondiente al periodo estival 2016/2017, indica que a nivel regional la superficie cultivada alcanzó un máximo de 46.215 hectáreas, de las cuales los frutales de ciclo persistente serían el cultivo con mayor extensión alcanzando las 22.228 hectáreas (43,8% há), seguido por los frutales caducos con 16.777 hectáreas (36,3% há).

Según indica el desglose de la información, la superficie total cultivada de la provincia del Elqui alcanza las 11.078 há. De ellas, 37,3% son frutales persistentes, 30,2% a frutales caducos, 25,1% a cultivos de ciclo corto y 7,4% a praderas.

Por su parte la provincia del Limarí cuenta con una superficie total cultivada de 26.182  há, de las cuales el 44,5% de ella corresponde a frutales persistentes, 45,2% a frutales caducos, 8,7% cultivos de ciclo corto y 1,6% a praderas.

En el caso de la provincia de Choapa, del total de 8.955 há cultivadas, el 49,51% corresponde a frutales persistentes, mientras que el 18,05% a frutales caducos, 10,51% a cultivos de ciclo corto y el 21,93% a praderas.

Cabe destacar que en la plataforma web se puede encontrar el análisis detallado de la dinámica del uso de suelo agrícola de la región de Coquimbo a partir de la temporada 2000/2001 a la actual.

23 Foto Mg

La especialidad, que aún se encuentra en su etapa de diseño, sería ejecutada por la Universidad de La Serena y correspondería al primer programa de magíster del país que se enfoca en la gestión de recursos hídricos para zonas áridas y semiáridas.

Como una manera de responder a la necesidad de contar con profesionales especializados en la gestión de recursos hídricos, la Universidad de La Serena se encuentra diseñando un Programa de Magister en Gestión de Recursos Hídricos para zonas áridas y semiáridas, el cual correspondería al primer postgrado de este tipo en el país.

Según comenta el director de este proyecto, el Ingeniero Agrónomo Dr. Pablo Álvarez, la iniciativa corresponde a un proyecto financiado por el Gobierno Regional de Coquimbo que es gestionado y mandatado por CONICYT y que su desarrollo consta de tres etapas, las cuales corresponden al diseño, posterior revisión y finalmente ejecución. “Nosotros estamos en la etapa de diseño, que demora aproximadamente seis meses, y lo que queremos es hacernos cargo de un Magister que sea profesionalizante, que cumpla con los criterios de acreditación y que esté hecho en el formato, contexto y exigencias de CONICYT”.

Sobre este primer paso para desarrollar el programa de estudios, el Mg. Ingeniero Industrial Domingo Vega, encargado del área de gestión operativa del proyecto y académico de Ingeniería Civil Industrial de la ULS, señala que el resultado al que esperan llegar es establecer una vinculación con el medio para que este opine sobre las necesidades de conocimientos en el área de los recursos hídricos y así ir perfeccionando de manera correcta a los profesionales que cursen este Magister. “No existe un Magister de este tipo en Chile. La mayoría toca el tema hídrico de manera tangencial o bien con otro enfoque.”

Por su parte, Pamela Labra, Jefa de la Unidad de Mejoramiento Docente de la Universidad de La Serena, destaca que esta casa de estudios mantiene un fuerte compromiso de apoyar al desarrollo de la región, por lo cual el aportar al capital humano avanzando con una propuesta desde la academia y, a la vez, vinculándose con el medio para generar profesionales con grados posteriores al pregrado que aporten a una mejora en todos los procesos “es un compromiso misional con la región, porque ellos aportarán una mejora a nuestra calidad de vida”.

Cabe destacar que el equipo que estará a cargo de este programa de estudios está compuesto por docentes  de diversas unidades académicas de las Facultades de Ingeniería y Ciencias de la Universidad de La Serena e investigadores de los centros de estudios CEAZA y CAZALAC. “Para CEAZA es importante nuestra participación, ya que la formación de capital humano avanzado que realizamos en conjunto con nuestras instituciones fundadoras, en este caso la Universidad de La Serena y CAZALAC, es uno de los cuatro pilares estratégicos del centro (de estudios)”, señala el Director Ejecutivo de CEAZA, Dr. Carlos Olavarría, destacando también que a través de su participación “esperamos seguir contribuyendo a la formación de especialistas que aborden problemáticas locales para el desarrollo de la Región de Coquimbo”.